sábado, mayo 22, 2010

Decálogo egoblogueril

1. Un blog es un medio de comunicación en internet, mantenido por uno o varios egoblogueros, normalmente de forma lúdica. Consiste en una página web que se actualiza más o menos regularmente mediante entradas y que dispone de sistema de comentarios.
  • 1.1. Los blogs forman una entidad común llamada blogocosa. A veces la blogocosa se mueve (una y dos).
  • 1.2. Los comentaristas y lectores de un blog suelen ser egoblogueros a su vez:
    • 1.2.1. La gran parte de tus familia, amigos y conocidos nunca leerán con regularidad tu blog. Tu blog lo leerán otros egoblogueros, creando una cosa parecida a una comunidad de egos.
    • 1.2.2. El que lee blogs termina por querer hacerse uno.
  • 1.3. Los blogs suelen ser temáticos. Realizar un blog no temático es sinónimo de blogokaka (definición en el punto 2) y está condenando al ostracismo.
  • 1.4. Todo egobloguero debe tener una cuenta en twitter cuya función principal será enlazar a su egoblog y mantener relaciones con otros egoblogueros de su casta (punto 3).
2. En todo blog es imprescindible que haya al menos un troll y una buena cantidad de pelotas y aduladores que afirmen, como mínimo, que "eres maravilloso" y/o "eres genial". Sin eso, el blog es considerado como egoirrelevante o blogokaka (ejemplo: este sitio).

"¿Que no tienes troll ni aduladores? Una mierda pa ti, egoblogokaka!"

3. Los egoblogueros son altamente clasistas y tan sectaristas como cualquiera y no suelen mezclarse con egoblogueros que no sean de su misma casta o superior.
  • 3.1. Las clases de egoblogueros se dividen en:
  • megagurús.
  • gurús.
  • gurús locales.
  • pseudo-gurús.
  • protogurús.
  • El resto son kaka.
  • 3.2. Los criterios de clasificación serán objeto de desarrollo posterior. Básicamente están relacionados con:
  • número de lectores del feed.
  • número de portadas en Menéame.
  • número de followers en twitter.
  • número de invitaciones a congresos egoblogueros.
  • influencia de las ideas o tendencias del egobloguero en la blogocosa.
  • dinero ganado de forma directa o indirecta a través de actividades egoblogueras.
  • 3.3. La temática de un blog debe encajar con la categoría gurusística asignada al egobloguero.
    • 3.3.1. Los cambios de temática en un blog solo son posibles si se emplean para promocionar a una categoría gurusística superior.
    • 3.3.2. Se podrá promocionar a una categoría blogogurusística superior si un blogogurú superior comenta en tu blog, te hace un reply en twitter o te da una palmadita en la espalda y un caramelo en un egoblogocongreso.
      • 3.4. En cualquier caso, la categoría megagurú es alcanzable tras entablar una conversación de al menos tres DM con @edans
        4. Todo egobloguero debe relacionarse y realizar comentarios en los blogs que le corresponden de acuerdo a su categoría o clase gurusística. De no hacerlo así se le considerará egokaka de forma automática, además de ser una grosería a la que nadie contestará ni siquiera con un voto de "no me gusta".

        ¡De regalo, una kaka para ti toda, egoblogokaka!
        5. La temática del egoblog debe ser clara, definida y lo menos variada posible, porque los comentaristas de los blogs son proclives a lo que se dice en el egoblog. Como resultado se refuerza el ideario del blog, llegando incluso a la autocensura, limitando el grado de libertad del egobloguero con tal de no perder lectores y comentaristas.

        6. Las entradas o post de los egoblogs deben ser sencillas, cortas y claras, con párrafos de no más de 10 líneas. Cuanto menos tenga que leer el lector, mejor, ya que la gran mayoría de lectores, incluso los más fieles y participativos, leerán la entrada en diagonal.
        • 6.1. Esto es imprescindible si se quiere llegar a portada en Menéame. Cuanta menos información se proporcione y más claro quede el mensaje base, mejor (no olvidar que el primer párrafo quede bien como entradilla en el envío a Menéame.)
          7. Un blog es medio de comunicación, pero no es un periódico. No tiene los medios que tiene un medio profesional (salvo megagurusísmos) para investigar o informar. Los egoblogs, reforzados por la comunidad de comentaristas (punto 5), muchas veces aduladores, terminan por decir siempre lo mismo. Es decir, terminan por ser cansinos.

          8. El interés real de los blogs, de los egoblogueros y de la blogocosa en general podría ponerse en seria duda. Los blogs personales, entendidos como bitácoras, han perdido su interés fundacional con el auge de las redes sociales. Los egoblogs son ahora mismo, y cada vez más, publicaciones de autobombo personal con aspiraciones profesionales.

          Actualización: Ya hay un test disponible para el que quiera comprobar su categoría egobloguera.